.

sábado, 17 de enero de 2009

TARA ROAD


Marilyn y Greg, en el día del 15 cumpleaños de su único hijo, presencian un trágico accidente que acaba con su vida. A Greg le destinan como profesor a Hawai durante un semestre y Marilyn opta por no acompañarle, ya que todavía le culpa por el accidente y considera que su matrimonio está acabado.

Ria y Danny comparten su acogedora casa en Tara Road con sus hijos, Brian y Annie. Pero esa imagen de felicidad no es lo que parece. En un momento delicado de la relación Ria sugiere tener otro hijo. A Danny esta situación le perturba hasta el punto de verse obligado a confesar que ya va a tener otro hijo… con otra mujer.

Marilyn, desesperada por escapar de la insoportable pérdida, llama a casa de un agente inmobiliario en Irlanda para ver si conoce a alguien dispuesto a intercambiar su casa durante el verano. Su mujer, Ría, en mitad de la noche y medio dormida contesta al teléfono; intentando enfrentarse a sus problemas, ofrece su casa de Tara Road, lo que Marilyn acepta sin dudar. Terriblemente consciente de su propia necesidad de escapar, Ria acepta la casa de Marilyn en Nueva Inglaterra.

Llegado el momento del intercambio, tanto Marilyn como Ria se enfrentan a gran multitud de personajes de la vida de la otra. Durante los dos siguientes meses aprenden que, a veces, la mejor manera de encontrarse a sí mismo es perderse en la vida de otra persona.

MI OPI: No es de esas películas que marcaran tu vida pero pasarás un buen rato, sobre todo si eres chica y te identificas con las protas en algunos aspectos. Yo siempre he querido un hombre en mi vida como el cocinero que es algo así como un maestro de la sabiduría entre fogones. El que siempre te presta su hombro, el que siempre tiene un buen consejo que ofrecerte, el que siempre está ahí, el que paga la cena y que al final no se come un rosco. Como diría mi amigo "Un pagafantas". Ayyyyyyy...pero es que a mí me encanta Stephen Rea...los guaperas nunca fueron lo mío.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...